4 de diciembre de 2012

Consejos para regar las plantas en invierno


Con la llegada del invierno, las nevadas, el viento y las bajas temperaturas pueden hacer peligrar la salud de tus plantas. Por este motivo, además de utilizar un agua de calidad para su mantenimiento, te ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarte a conservar tus plantas en perfectas condiciones durante todo el año.

Durante los meses de invierno, época que no corresponde con el periodo de crecimiento, la actividad de las plantas desciende para soportar las condiciones climatológicas adversas, pero sigue siendo necesario regarlas para que cuenten con todos los nutrientes necesarios. Cada planta marca sus propias necesidades con respecto a la frecuencia de riego; por tanto, habrá que esperar a que la tierra se seque para volver a regar.

Por lo general, las plantas con flores que viven en exteriores deben regarse cuando el suelo se encuentre seco, ya que el agua de la tierra ayuda a mantener la temperatura de la planta, ayudándola a combatir el frío.

En cuanto a las plantas que viven en macetas de terrazas o jardines, se aconseja regarlas muy poco cuando se den bajas temperaturas, y nada si se han de producir heladas. En el caso de inviernos secos, o cuando las plantas no puedan acceder al agua de lluvia por encontrarse en zonas resguardadas, se aconseja regar las plantas, siempre a las horas más cálidas del día, evitando mojar la planta.

En los jardines, el riego por aspersión continuo ayuda a evitar que los árboles y plantas se congelen, evitando que la temperatura baje de los 0 ºC. Este tipo de irrigación también ayuda a eliminar la escarcha que se forma durante las noches.

En el caso de que haya nieve, hay que retirarla antes de regar la planta. Además, se aconseja regar las plantas con agua templada para ayudarlas a combatir el frío.

A las plantas de interior, no les afecta tanto el frío, por eso no hay que dejar de regarlas, aunque con menor frecuencia que durante el resto del año, teniendo siempre en cuenta las necesidades de cada especie. Sin embargo, en los ambientes con calefacción, es importante mantener las plantas húmedas regándolas o pulverizando agua sobre ellas, para evitar que se estropeen o se sequen.

Recuerda que puedes conocer la calidad del agua con la que riegas tus árboles, plantas y jardín con el Check Agro de LABOCHECK. Sin embargo, generalmente, saber cuáles son las necesidades de nuestras plantas resulta complicado. En este vídeo de Hogarutil.com nos muestran un sistema para controlar el nivel de humedad de las plantas de interior: el higrómetro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario