21 de febrero de 2015

¿Como saber si un agua es potable?

La calidad de las aguas de consumo humano está regulada por el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero (BOE nº 45 de 21-2-2003). En esta legislación se definen los tipos de análisis, frecuencias y puntos de muestreo para el control de las aguas potables.

En el art.18.4 se definen los tipos de análisis para el control del agua:
  • Examen organoléptico: consiste en la valoración de las características organolépticas del agua de consumo humano en base al olor, sabor, color y turbidez.
  • Análisis de control: incluye la determinación de parámetros físico-químicos y microbiológicos indicadores de la calidad del agua de consumo y de la eficacia de los tratamientos de potabilización.
  • Análisis completo: incluye la determinación de los parámetros indicados en la citada legislación (anexo I).
  • Análisis en el grifo del consumidor: incluye la determinación de los parámetros indicadores (análisis de control) junto con los metales (cobre, cromo, níquel, hierro, o plomo) u otro parámetros cuando se sospeche que la instalación interior tiene este tipo de material instalado.
Según los resultados obtenidos, un agua puede ser clasificada como:
  • «Apta para el consumo»: cuando no contenga ningún tipo de microorganismo, parásito o sustancia, en una cantidad o concentración que pueda suponer un peligro para la salud humana y cumpla con los valores paramétricos especificados en las partes A, B y D del anexo I o con los valores paramétricos excepcionados por la autoridad sanitaria. En el caso de incumplimiento de parámetros del anexo I, parte C, la autoridad sanitaria valorará la calificación del agua como «apta o no apta para el consumo humano» en función del riesgo para la salud.
  • «No apta para el consumo»: cuando no cumpla con los requisitos del párrafo a). Si un agua «no apta para el consumo» alcanza niveles de uno o varios parámetros cuantificados que la autoridad sanitaria considere que han producido o puedan producir efectos adversos sobre la salud de la población, se calificará como agua «no apta para el consumo y con riesgos para la salud». 
Estos análisis tienen que ser realizados por laboratorios que tengan implantados un sistema de control de calidad. En el caso de laboratorios que analicen más de 5.000 muestras anuales, deberán estar acreditados por la UNE-EN ISO/IEC 17025.

En Labocheck disponemos del análisis CHECK POTABLE que incluye los parámetros de un análisis de control, con los parámetros físico-químicos y microbiológicos indicadores de la calidad del agua de consumo.

Los análisis de Labocheck, son realizados en el laboratorio IPROMA, que cuenta con la acreditación UNE-EN ISO/IEC 17025, que garantiza la calidad de los análisis realizados.

En caso de existir alguna actividad que pueda afectar a la calidad del agua que utilizamos, como por ejemplo cultivos intensivos (uso de plaguicidas, fertilizantes, etc.), núcleos urbanos, vertederos, industrias, etc, deberán añadirse los parámetros que sospechemos que puedan afectar al agua. No obstante para asegurar la potabilidad del agua, deberá realizarse un análisis tipo COMPLETO, en cuyo caso este análisis sería realizado directamente a través de nuestro laboratorio IPROMA.




2 comentarios:

  1. El estilo de vida del ser humano no es sostenible por este planeta Tierra, necesitamos consumir demasiado para tener una vida ´´cómoda´´, algo que para nuestro planeta no es sostenible, ya que no le da tiempo a reponerlo.El Agua Potable es cada vez mas escasa, mas suelos secos e infertilidad.
    Ver este enlace Agua potable Caracas

    ResponderEliminar